Comunicaciones móviles

Actualmente el consumidor está hipersaturado, es decir, recibe tanta cantidad de información que es imposible que pueda procesarla toda. Hoy en día, el cliente elige cuando y como quiere recibir las comunicaciones. Muchos eligen el smartphone, por tanto, las empresas tienen que adaptarse y crear estrategias específicas para optimizar sus acciones en estos dispositivos. Pero, ¿qué tenemos que tener en cuenta para adecuar nuestras comunicaciones a los dispositivos móviles?

En primer lugar, debemos elegir el canal adecuado para cada una de nuestras estrategias de marketing móvil ¿Qué opciones tenemos? Principalmente hay 4 canales por los que podemos transmitir nuestro mensaje: las notificaciones que enviamos a los usuarios que tienen nuestra app, los tradicionales SMS y MMS, que siguen teniendo mucha importancia a pesar de las evoluciones de los smartphones, los correos electrónicos, ya que actualmente  gran mayoría de los usuarios abre sus e-mails en su dispositivo móvil y los códigos QR. También hay que tener en cuenta a la realidad aumentada, ya que está teniendo cada vez más importancia en la vida del usuario; principalmente porque la experiencia que ofrece al usuario es difícilmente equiparable con el resto de acciones.

En segundo lugar hay que tener bien adaptada la página web. Aunque los canales por los que informamos a los usuarios son muy diversos, en la gran mayoría de casos lo primero que ve nuestro target es la web. Actualmente, una página que no se adapte a los dispositivos móviles es una auténtica catástrofe. No hay nada más molesto para los usuarios que, cuando están navegando con su smartphone o tableta y entran en una web, está se distorsione y no se adapte al dispositivo.

En tercer y ultimo lugar es muy importante la coherencia entre los mensajes que damos en los diferentes canales. Tenemos que tener en cuenta que lo que comunicamos en las campañas de marketing móvil tiene que ser coherente y tener cohesión con lo que queremos transmitir en el resto de campañas, ya sean online o offline.