El nuevo comprador

La tecnología esta cambiando nuestra forma de comprar, y no hablo solo de la gente joven. La compra por internet esta experimentando un crecimiento brutal estos últimos años, las compras online se han simplificado y todo esta al alcance de un click, o mejor aún de un swipe (al más puro estilo Tinder), un gesto incluso más cómodo que un click y perfecto para el móvil.

Las marcas intentan simplificar tanto el proceso de compra, con plugins, como el de PayPal que facilitan el pago o con nuevos modelos de compra como el dash button de amazon, pasando por el modelo de suscripción. Porqué ¿qué es más fácil que comprar?. Pues no tener que comprar. Así que recibe periódicamente los productos que necesitas mediante una suscripción, comprar es definitivamente más fácil que nunca.

Pero las marcas no paran de reducir la fricción en el proceso de compra y vemos como podemos solicitar o comprar mediante la voz vía Amazon echo, pedir una pizza por chat o como Domino´s Pizza; envía un emoji a un número de teléfono y recibirás tu pizza favorita o una repetición de tu último pedido.

Alguna marcas están entendiendo muy bien al nuevo consumidor, un consumidor que ha cambiado de expectativas, que no tiene paciencia y que lo quiere todo ya, y al momento, ¿qué lo recibiré en 2 días?. Me voy a otro sitio.

Como consumidores ¿qué podemos esperar de nuestras marcas?, Uno, que nos propongan productos antes de que tengamos la necesidad o pensemos ni si quiera en ellos, lo que se denomina Predictive retail y dos, que esos productos, por supuesto, sean los que necesitamos.

El comprador moderno ya no compra en online o en offline, simplemente compra, compra de forma moderna. ¿dónde deja todo esto a las tiendas físicas?, las tiendas físicas seguirán siendo muy importantes, pero se adaptarán a este nuevo comprador, serán flagships , dónde no solo podremos ir a comprar (si quieres, aunque será raro), también nos harán vivir la marca, nos contarán historias, viviremos experiencias, descubriremos sus productos, nos enamoraran, haremos muchas cosas, menos comprar.